miércoles, 3 de agosto de 2016

Metamorfosis

Quizás a la mente de más de uno, al leer esta palabra, ha venido la obra de Kafka, pero no es el caso. Hoy voy a hablaros más bien de la simple y llana metamorfosis humana, que si bien en la definición de la propia palabra nos habla sobre el cambio y la transformación de algunos animales, no me refiero yo hoy precisamente a las mariposas, sino más bien al homo sapiens, el animal más inconstante y caprichoso del Universo.





Os confieso que soy una enamorada de determinados cambios, y en muchos de mis pequeños cuentos habréis observado la transformación del personaje, para bien o para mal, dependiendo de cada caso. Supongo que si por mí fuese, todos mutarían en algo mejor, y todos los finales serían sin lugar a dudas hermosos, pero la vida no es así, y yo no quiero caer en otro tópico más. A veces he de ser “mala” y poner un final quizás desagradable. Sí, sí. Suena maquiavélico, pero de lo contrario, los finales serían predecibles.



En fin, que me voy por las ramas... lo cierto es que este verano he estado realizando muchos cambios en cuánto a la decoración de mi casa. Y en una de estas tardes de música celta de fondo y brocha en mano, fui muy consciente de la cantidad de veces que “cambiamos”, “transformamos” nuestro alrededor, por no mencionar la cantidad de veces que intentamos cambiar algo de nosotros mismos. Modificar el peso, el color del pelo, el tipo de ropa, los hábitos saludables y sobre todo, los menos saludables, ja ja. Vivimos en un constante cambio de nuestras vidas. Aun así, una de las frases que más escucho a mi alrededor es aquella que asegura que “la vida sigue igual” . “No ha cambiado nada” ¿En qué quedamos pues? ¿No os parece un misterio que en una sociedad que no deja de transformarse y reinventarse a sí misma, al final, todo siga igual?



Supongo que también sería interesante analizar el por qué de esa necesidad de cambio. ¿No es un poco absurdo que no dejemos de cambiar una y otra vez los cojines del sofá o el color de las paredes? ¿Acaso ya no te gusta el verde o el azul? ¡Sí! ¡Pero te cansa y necesitas poner un naranja o un morado!

Mis amigos dicen que soy una fan de las metamorfosis, y que me reinvento a mí misma a la menor oportunidad. No sé qué deciros. Reflexionar cada uno sobre las veces que cambiáis algo en torno a vuestras vidas. Yo solo puedo deciros que si he de elegir, por favor, que no sea como en la obra de Kafka, Que no se trate de transformarse en algo que nos cause repulsión a nosotros mismos, sino más bien al contrario, como esos gusanos que se transforman en mariposas hermosas de vivos colores.



Claro que para aquellos que querías rizar el rizo, hay personas a las que una mariposa les da algo de repelús, dicen que tienen patitas menudas pero peludas... y yo pienso, “claro, es un gusanito al que le han salido alas tras pasar un tiempo viviendo en soledad”... Qué dicen que meditar y aislarse de otros seres de tu misma especie te ayuda a conocerte... pero también te dicen que la soledad es muy dura y agria.

En conclusión amigos, que por suerte, para gustos los colores, que cada cual se transforme o no, que lo intente o lo consiga, conforme a sus propios impulsos y anhelos. Que en el fondo, cada uno sea libre de cambiar o no su alrededor, o su propio yo. Al fin y al cabo, el hombre vive en continuo cambio desde que es una sola célula hasta que envejece...



El ciclo de la vida.
La rueda de los cambios.
El cierre de los círculos, la apertura de la consciencia.
Soñar despiertos.
Interpretar los sueños.
Unir o desunir nuestras vidas a alguien o algo.
Elevar las alas del pensamiento.
Sumir en oscuridad los miedos.

En resumen, metamorfosis.




16 comentarios:

  1. Muy linda reflexion Margarita ❤❤🌹
    Perfecta par mi dia qur comienzo. Un beso enorme 🌹🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias preciosa! Ay, los seres humanos y los cambios, ja ja. Besos :)

      Eliminar
  2. ¡Qué grande eres! El río que contemplamos nunca es el mismo porque el agua no deja de correr supongo que la vida es eso una continua metamorfosis. Un abrazo amiga :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí amiga, la vida es un continuo cambio, supongo que lo llevamos implícito en la sangre y en el pensamiento, y ello nos ayuda a evolucionar (o eso espero, ja ja) Un beso cariño :)

      Eliminar
  3. Hola!
    Muy bonitas tus palabras, en verdad la metamorfosis es la vida en general, que seríamos sin los cambios,aunque he de decirte que a mí no me gustan mucho los cambios. Me sacas de la vida ordenada y me parece todo un caos... jeje
    Me ha encantado!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias! Yo también suelo ser ordenada por regla general, que también tengo mis manías de desorden, ja ja. Pero lo cierto, es que si es verdad que cada día que pasa y avanzo un pasito más, siento que algo en mí cambia. Un beso muy fuerte amiga :)

      Eliminar
  4. Hola Margarita! YO SUELO SER ASI me gustan los cambios, suelo camviar los mueblea, los colores, el aroma del detergente y no es que no me fuste el mismo es que no me gusta acostumbrarlo a solo uno cuando existe una gran variedad de productos, lo mismo en la ropa, el color del pelo y no quiere decir que lo cambie a diario pero si me gusta darle un giro a las cosas para reavivar otros sentidos. Saludoa me ha gustado mucho tu publicacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lidia. Sí, supongo que la monotonía termina por cansar, los cambios también son necesarios y nos alegran. Un beso muy fuerte ;)

      Eliminar
  5. Preciosa reflexión, los cambios son necesarios pero si te soy sincera yo soy bastante ordenada en mi vida en general, no me gustan los cambios porque me sacan de mi zona de confort y no me gusta no tener el control. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Feli, cada cual tiene su orden establecido ¿verdad? Yo suelo ser ordenada, pero la verdad que eso no me impide hacer cambios de vez en cuando. No sé, por ejemplo, hasta hace poco tenía las paredes de mi casa en fuertes colores y muebles oscuros, y ahora, de buenas a primera, me da por pintar las paredes en tonos marfil y poner todos los complementos blancos y crema, ja ja. Un beso Feli :)

      Eliminar
  6. Me parece muy interesante, estamos sometidos a cambio constantemente y la verdad es que esta bien pero otro tema es estar dispuestos a aceptar los cambios y adaptarnos a ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Divina, porque además supongo que eso va en función del cambio del que estemos hablando. Hay cambios como el color del pelo o la pared de tu casa, que es más por gusto o por cambiar. Pero luego están los otros cambios, ese "algo" que no te cuadra de tu vida. Eso es mucho más complicado.
      Muchas gracias por comentar, un beso Divina :)

      Eliminar
  7. Hola guapa!

    Antes de nada felicitarte por esta maravillosa reflexión ^^

    La verdad es que soy de cambiar las cosas de casa bastantes veces al año. Lo cambio todo de sitio y en el momento que me pasa por la cabeza. La verdad es que no se porqué lo hago, supongo que será para no caer en la rutina y variar algo de mi vida. Últimamente mi vida es muy monotona, así que puede ser por eso...

    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sann! Pues creo que llevas bastante razón en eso, a mi me pasa igual, suelo cambiar las cosas de sitio bastante a menudo, ja ja. Son cambios pequeños, pero nos ayudan a sentirnos mejor, ¿verdad? Muchos besos :D

      Eliminar
  8. Muy bonita reflexión acompañada de imágenes bien elegidas :) Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Martina, me alegro que te haya gustado :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...