viernes, 14 de enero de 2022

El árbol

La diosa tomó el pincel y extendió un poco de verde. Quedaba demasiado claro y oscureció con algo de marrón. Ahora quedaba oscuro, así que añadió gris. 

Oh, se le había torcido un poco la mano divina, y bueno, ya puestos, un estornudo y se volvió a desviar. Se alejó un poco, vio el resultado y dedicó a su obra una divina sonrisa. Tomó la paleta, rosas, rojos, amarillos y verdes, algo de musgo, un poco de follaje, y muchas hojas salpicadas...

Observó su creación. 

Le gustaba. 

Así que decidió que le daría vida y crearía a su imagen y semejanza a una compañera. Y así, nacieron los árboles.

Con el paso del tiempo, esos árboles sembraron semillas que dieron lugar a una especie cuyas raíces no necesitaban estar bajo tierra, y que solo tenían dos ramas. Eran árboles inquietos que emitían sonidos y lo analizaban todo. Decidieron llamarles humanos. 

En principio, vivían en armonía. Con el tiempo, los humanos se sublevaron intentando acabar con los árboles y así, dominarlo todo. 

Fue entonces que la diosa enfureció. Tomó la paleta y les dibujó obligaciones, unas motas de estrés, unas pinceladas de enfado. Les quitó un poco de sueño y los remató con un spray de zona de confort. Pero aun no estaba satisfecha, así que les dio una última capa de ilusión, una pátina que los hacía creer que eran los únicos seres racionales del planeta. Ella solo quería ver de qué serían capaces.

Una noche, mientras dormía, la diosa soñó que los humanos entraban en sus aposentos y empezaban a dibujar sobre ella. Demasiado tarde comprendió que no era un sueño; justo antes de desaparecer. 



 

 

 

 

50 comentarios:

  1. Podemos crear y educar con las mejores intenciones, pero no siempre se cumplen nuestros deseos.
    El ser humano tiene un potencial inmenso tanto de bondad como de maldad, lo ideal sería que desarrollase lo bueno y este mundo se convertiría con un verdadero paraiso. No perdamos jamás la esperanza.
    ¡FELIZ 2022 para ti también!
    Cariños.
    Kasioles
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí Kasioles. Un beso muy grande y mucha fuerza y suerte en este 2022 :D

      Eliminar
  2. Un bello cuento amiga mía, por desgracia los seres humanos no tenemos arreglo. Con lo bien que podríamos convivir en armonía.
    Un gran abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Un beso muy fuerte amigo mio. Besos :D

      Eliminar
  3. Muy bien escrito cuento/historia que me deleitaba en el ego, leer.
    .
    Feliz fin de semana... Saludos poéticos
    .
    Crementos poéticos y ensoñaciones
    .

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Como siempre, tus escritos son geniales, el final de este me pareció muy duro y me encantó.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Erick! ¡Muchísimas gracias! Me gusta dar giros en los textos, ja ja. BEsos :D

      Eliminar
  5. ¡Holaaaa! =)
    Qué bonito y qué triste, pero la raza humana es así de destructora :(

    Un abrazo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, confío en que en algún momento aprendamos. Besos :D

      Eliminar
  6. Halaaaaaa. Me suelen gustar mucho tus relatos pero este es muy rotundo y certero. Además con esa atmósfera casi onírica que siempre pones. Genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No dejas de sorprenderme en cada historia. Me ha encantado este nuevo génesis, mucho más que otros, además el resultado es el mismo, terminamos devorando a nuestro creador, creadora en este caso.
    Un abrazo y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Ángel, a veces se me va la pinza con relatos así. Todo surgió porque vi a unos niños destrozando un árbol en un parque, mientras aquellos que los cuidaban no les decían nada. Me impactó. Besos :)

      Eliminar
  8. Qué buena historia tomando los mitos de origen. Besos!

    ResponderEliminar
  9. Crear algo implica ser responsable con ese algo, educarlo.... los dioses nos crearon y nos lanzaron a un mundo que no comprendemos. Y cada vez ponen mas y mas reglas muy dificiles de cumplir.

    En este cuento voy por nosotros los humanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José, si que son difíciles las cosas en muchos momentos. Besos :D

      Eliminar
  10. El toque del artista! Y quien discute su belleza Margarita? Luego su propia creación destruyéndolo todo...una pena. Que precioso Genesis es verdad.

    ResponderEliminar
  11. Qué fuerte Margarita. Este cuento sí que parece real.
    Buenísimo! Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Luz! Ojalá las personas cuidáramos más de lo que nos rodea. Besos preciosa :D

      Eliminar
  12. Queramos o no los humanos somos ángeles pero también demonios. Ese relato que nos dejss,tiene mucho de verdad y hay mucho de moraleja en el. Me ha gustado porque invita a reflexionar.

    Un abrazo, Margarita

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Fina! ¡Muchisimas gracias! Y gracias también por visitar mi mundo, yo acabo de visitar el tuyo y ya tienes una seguidora más. Besos :D

      Eliminar
  13. Qué hermoso relato de creación, Margarita, y triste también porque al final la soberbia mató al creador. Y es que el hombre siempre se ha creído un poco Dios, un ser invencible, que puede hacer lo que le venga en gana.
    Hay que cuidar más lo que nos mantiene con vida, la naturaleza, porque ella es la auténtica creadora de vida.
    Un abrazo, bonita :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias cariño! Y sí, he ahí las dos caras de la moneda. Besos :D

      Eliminar
  14. Estos humanos...

    Menos mal que yo ahí, nada que pintar! :))))))

    Abrazos Margarita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo digo igual, aquí poco pinto, ja ja. Besos amigo mio :D

      Eliminar
  15. Muy bueno Margarita.
    Te digo en argentino; es la verdad de la milanesa. Somos así los humanos, destruimos hasta lo más sagrado.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  16. Hermoso y fantástico y con un mensaje que deberíamos atender. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  17. La magia de las letras nos hace ser
    inconmensurables a la hora de crear
    y eso es lo que disfrutamos tanto.

    Enhorabuena Margarita.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Precioso e inspirador. Los seres humanos somo así.
    Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  19. Eso sería como "cria cuervos y te sacarán los ojos". Eso le paso a tu diosa y como dice la canción, todo lo puro se mancha, se corrompe... Pero ella creo con la belleza de la imperfección a un ser que sería su propio fin en pos de su propio beneficio.
    Un texto para reflexionar y así es la vida y el destino.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí Mag, una buena definición. Besos preciosa :D

      Eliminar
  20. ¡Hola Margarita!

    Muy chulo el texto, me ha gustado especialmente el final.
    En fin, si es que los humanos... lo corrompemos todo, creo que somos así, y lo peor de todo es que lo sabemos y nos da absolutamente igual. En fin, no tenemos arreglo.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias Irene! Me gusta hacer giros e intentar sorprender con el final, ja ja. Besos :D

      Eliminar
  21. hola Margarita
    Me asombra tu capacidad para envolvernos en una atmosfera de enorme fantasía, con tu delicadeza narrativa, pero severa
    Hoy soñé que era humano, solo fue un absurdo sueño...uff

    Besoss

    ResponderEliminar
  22. Apreciable Margarita.
    Tu cuento me ha gustado. Esa manera de como lo has enfocado.
    La verdad que nunca están las cosas al gusto de todos.
    Esos arboles inquietos convertidos en humanos. Y la diosa que lo revuelve todo de arriba a abajo.
    Ciertamente me encanto.
    Un abrazo de buenas noches.

    ResponderEliminar
  23. Un final muy rotundo
    Me encantó el cuento, Margarita.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...