sábado, 8 de septiembre de 2018

El velo pintado



El miedo a la página en blanco es algo que nunca temí, tal vez, porque sentía en mi piel el tacto cálido de aquella musa de la inspiración que tomaba mi mano. Más el amor es así, caprichoso y altanero, y hay que cuidarlo, mimarlo, amarlo.

La dejé un poco de lado, la dejé, y ella se sintió dolida, lastimada, herida. Pocas alternativas la incitaron, salvo escapar de aquella situación que solo yo había provocado. Se soltó de mi mano.  

De inmediato capté el frío atenazando y sentí un inmenso pánico. La llamé, susurré su nombre, imploré su perdón y su regreso. Más ella había cubierto su rostro y su cuerpo de un velo pintado con otros horizontes. Horizontes tupidos de aquellas letras que debieron navegar por el lienzo, pero se perdieron en el intento.

Probé a encender velas, abrir ventanas, escuchar música y hasta danzar. Conocer otras historias, dar paseos hechos de madrugadas, invocar a los hados del sueño, retar a la rutina… pero nada resultaba. Ella seguía cubierta con aquél horrible velo pintado, cubriendo su mirada violeta con esas tupidas pestañas que hasta ahora yo no había odiado.

El sueño se volvió vigilia alargando las noches, los días tornaron cansinos y a pesar de mis esfuerzos, el velo no caía.

Fue entonces qué comprendí. La había abandonado. La había dejado a su suerte, inmersa en otras tantas cuestiones, y ella sufrió la cotidianidad y el desasosiego. Claro que cubrió su fuerza con un velo y lo pintó negro. Si vuelves tu rostro a la inspiración, ella tornará lejos.

Fue entonces que lo vi, lo sentí, al mismo tiempo que veía que su velo pasaba de la noche al día, y su mirada encendida y febril enfrentaba la mía.

“No volveré a abandonarte”, le susurré con cariño casi lascivo.

Debió sentir mi verdad, pues su velo se deslizó como se deslizan las hojas por un arroyuelo suave, acariciando el suelo. La idea renacía, la forma no era importante, ahí estaba la luz perdida, el resurgir de su voz silenciada tras mi tinta. Yo le daría eco a su voz, yo por ella gritaría.  

Me senté frente a la hoja en blanco y empecé a llenarla de negras letras que bullían como hacía tiempo no lo hacían, saliendo a borbotones, casi sin sentido, atropelladas, urgentes, desprendiéndose de su velo y acomodándose en mi mente.

Sentí su beso cálido en el cuello.

-    No vuelvas a abandonarme nunca – le imploré con los ojos húmedos.
-   No lo hagas tú – me acarició el susurro del viento, volviéndola bailarina de humo que jamás fue sólida.


La hoja se cubrió de siluetas con alma de historias y sangre de tintas de pluma. La inspiración había regresado a mi interior; mientras a mis pies, seguía yacente como muestra de que todo aquello había sido una realidad y no un sueño… aquél velo ahora transparente.


22 comentarios:

  1. Hasta la falta de inspiración te inspira. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Susana! Pues fíjate tú por dónde me salió este velo pintado, ja ja.
      Muchos besos :D

      Eliminar
  2. Bello como todo lo que toca tu pluma.
    Te pido mil disculpas por mi ausencia, sería largo e inútil explicarlo, pero cada vez que pueda pasaré por acá.
    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh Navegante! No tienes que pedir disculpas por nada. Tú y yo sabemos que ambos nos visitamos cada vez que podemos, así que no te preocupes. Solo espero que no haya sido nada negativo y que estés bien. Por lo demás, encantada de recibirte siempre.
      Muchisimos besos :D

      Eliminar
  3. ¡Olé tu menda!

    La magia de tu pluma se mete muy hondo y se queda a vivir para siempre...

    Besitos, guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja ja ja! ¡Gracias Mari Carmen! ¡Muchisimas gracias! Muuuaaakkk :D

      Eliminar
  4. Ohhh!
    Es precioso este relato. Una oda a la página en blanco. Me gusta.
    Besosssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Maite! Pues fíjate, con la mente en blanco, y con la página en blanco, y llegó este velo para que lo pintase, ja jaja . Muchos besos :D

      Eliminar
  5. A veces ponerse ante un espacio en blanco es lo mejor para romper el silencio y reírse de la inspiración.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y que lo digas! Llevaba tanto sin poder sentarme a escribir... qué bien me ha venido.

      ¡Muchos besos! :D

      Eliminar
  6. hola margarita! la imaginación nos cura, nos sana, nos hace mejores y mas felices, gracias!1 saludosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y que lo digas! La imaginación ha salvado más de una y dos situaciones de mi vida, ja ja .

      ¡Muchos besos chicas! :D

      Eliminar
  7. Que genial escritora, todo te inspira, se nota por este texto que has escrito. Saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Boris! Muchisimas gracias, tienes que decirme cual es tu blog para seguirte también. He entrado y he visto que tienes varios y en algunos no publicas desde hace tiempo.
      Muchas gracias por entrar en mi mundo.
      ¡Besos! :D

      Eliminar
  8. De verdad, lo bien que escribes es alucinante
    Yo cada vez que te leo flipo más, increíble * . *
    Mi más sincera enhorabuena cariño
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Naya, esto ha sido una oda a la página en blanco, porque además ultimamente tengo muy poco tiempo para escribir, pero fíjate, salió, ja ja.
      Muchos besos :D

      Eliminar
  9. Que cosa más bonita!te espero por mi blog!💗💗💗

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Carolina, ahora mismo me paso. He estado unos días un poco aislada de todo, ya estoy de regreso. ¡Besos! :D

      Eliminar
  10. Sugerente escrito y buen trato entre lo inspirado y su causa. La entrega absoluta al encuentro con lo que nos hace crecer y volar. No hay otra regla y el amor es lo primero, sin él nada sirve.

    Continua escribiendo, volando y soñando.
    El amor eres tú.

    Buenos días cariño.
    Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Ricardo, lo has captado a la perfección, cosa inevitable por otro lado con la sensibilidad que posees. He estado un tiempo sin poder sentarme a escribir y me faltaba esa parte de mí, lo necesitaba. Hoy me senté ante la pantalla y por primera vez no sabía que plasmar. A partir de la primera frase todo salió solo, ja ja ja.

      Muchos besos :D

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Gracias Jesús, estoy practicando para el 5 de octubre. :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...