sábado, 17 de marzo de 2018

Mona Lisa, de Leonardo Da Vinci



¿Es acaso pecado elevar la comisura de los labios? Quizás en otro tiempo mal entendido, mis suspiros y desvelos ateridos, deseosa tan solo de una leve atención de vos... 

Una leve sonrisa, un leve suspiro que de mi aliento emergió, una caricia breve de mi mirada, una caída de párpados y de mis mejillas un rubor.

Pero la indiferencia hacia mi persona me hizo ser cauta, ajena a mi propio dolor, emergiendo mi fuerza a través de un espejo de madera que os muestra mi ser, mi calma serena, mi espera... 

Tan solo hay algo que no muestra, que solo tintinea con el paso del tiempo de forma fugaz... Ese misterio que se esconde tras las comisuras de mis delgados labios y mi persistencia tenaz, y que jamás nadie logrará descifrar. 

¿Es acaso vuestra sonrisa la que ahora emerge?


El misterio de la sonrisa de nuestra querida Mona Lisa ha inspirado este breve relato. Una pintura que ha despertado polémicas e historias relativas a si es una sonrisa o una serena pose lo que nos muestra Lisa Gherardini, esposa de Francesco de Giacondo, y que el gran artista del renacimiento italiano, Leonardo da Vinci inmortalizó en esta pintura que hoy "sonríe" desde el museo del Louvre. 

28 comentarios:

  1. Me encanta lo que estás haciendo sacando de una imagen tu creación te felicito querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias preciosa! ¡¡BEsos!! :D

      Eliminar
  2. Dulce, tierna y por supuesto misteriosa...
    Imagen que trasciende al tiempo, a los lugares y cuando nos detenemos frente a ella, siempre habla. Contándonos cosas diferentes, susurrando a nuestro oído, abriéndonos la puerta y descomponiendo lo banal. Como si todo fuese mentira y solo estuviese ella.

    Besos, Ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Exacto!! ¿Te imaginas que Da Vinci comprobase la expectación que ha creado con esa sonrisa serena?

      Besos Ricardo :D

      Eliminar
  3. A todos nos causó mucha curiosidad la dulce y misteriosa sonrisa de la Mina Lisa a través de la historia. Y así será para siempre, no olvidemos que salió de los pinceles de un gran genio.
    Buenísima entrada, Margarita.
    Te has ganado un montón de besotes, guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias preciosa. Sí... cuánto y cuánto se ha hablado en torno a esa sonrisa.

      ¡¡Besos!! :D

      Eliminar
  4. Bellísimo lo que te ha inspirado nuestra querida Mona Lisa, en verdad tiene una sonrisa misteriosa.

    Tus palabras para enmarcar junto al retrato.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? A saber qué tendrá en la mente, je je. Muchos besos cariño :D

      Eliminar
  5. Encantada de leer tu ultimo post!!!Espero que has tenido un fin de semana precioso!!!💜💜💜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Ha estado bien, je je. Muchos besos amiga y espero que el tuyo también haya sido buenísimo :D

      Eliminar
  6. Ese cuadro me resulta inquietante
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí, además, me hace un poco de gracia, porque ésa suele ser mi sonrisa habitual, solo que en mi caso, es común, ja ja.
      Muchos besos María :D

      Eliminar
  7. Holaaa
    que maravilla de entrada *.*
    Me encanta!!
    Gracias por compartirla :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Naya, de vez en cuando me gusta esto de reinterpretar una imagen.

      ¡Besos! :D

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias Princesa!
      ¡¡Besos!! :D

      Eliminar
  9. A mi siempre me ha gustado pensar que es una sonrisa en un tiempo en que parecía que sonreír era feo, cuando es algo tan bonito y debería ser obligatorio cuando sale del corazón.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí Diana, y fíjate además, cuánto y cuánto ha traído esa sonrisa.
      Muchos besos :D

      Eliminar
  10. Los críticos de arte imaginan o tratan de imaginar el motivo de esa sonrisa. Qué importa el por qué?
    Sonríe y basta, es una bella sonrisa y la mirada es pícara.

    Un abrazo Margarita.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí María Rosa, así es. Totalmente de acuerdo. ¡Muchos besos amiga... y siempre, una buena sonrisa! :D

      Eliminar
  11. Que la sonrisa de La Mona te haya inspirado tan bonito relato dice mucho de ti Margarita. Nunca he visitado París, así que, no conozco la pintura en persona y espero poderla contemplar algún día.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainss Conchi, a mí también me encantaría verla personalmente. Mientras... nos conformaremos con internet, ja ja ja.
      ¡Muchos besos Conchi! :D

      Eliminar
  12. Que nunca falte una sonrisa en nuestras vidas, un relato muy hermoso y a la vez bucólico. Un abrazo Margarita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Ainhoa. Un beso y una sonrisa :D

      Eliminar
  13. También tu relato es inspirador. Contigo es difícil no sonreír.
    ¡Besos y una sonrisa de mariposa!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...