viernes, 2 de febrero de 2018

La pluma dorada. Capítulo 2



Capítulo 1

Capítulo 2

Antonio corrió con toda la rapidez que sus todavía cortas piernas le permitían. Corrió como el que huye de algo o tiene prisa por enfrentársele. El aliento le faltaba y las rodillas le amenazaron en más de una ocasión con doblarse y hacerlo caer. Pero él siguió y siguió corriendo hasta que el porche de su casa apareció ante su mirada.

- ¡Mamá! ¡Papá! ¡Me lo han dado! ¡Me lo han dado!

El chiquillo se detuvo en seco cuando observó la cara de sus padres. Ambos permanecían sentados en torno a la mesa con un montón de papeles ante sí y la palidez compartida de sus rostros.

Antonio no era tonto. Nada de tonto. Al contrario, era un chaval que destacaba en el colegio hasta el punto de que aun estando en sexto de primaria, había sido propuesto para ir a un Campamento especial de escritores. Unas jornadas que podían ayudarle en su afición de crear historias nacidas de cualquier cosa que pudiese ocurrir a su alrededor.

Durante un tiempo, su padre bromeaba con él diciéndole que iba a ser un gran periodista cuando creciese. Eso era porque el niño estaba siempre atento a todo de una forma realmente eficaz.

Pero su madre gustaba de revolverle su oscuro cabello rizado y mal peinado, y después besar con suavidad su frente. “Mi niño será escritor” decía con orgullo. Ahí empezaba un debate singular entre ambos, pero no con intenciones de disputa, sino más bien, de orgullo compartido. Que si un buen periodista ha de ser un gran escritor. Que si un gran escritor observa y siente curiosidad como un periodista. Que si blanco, que si negro, que si gris o rojo, ¿qué más daba? Antonio solo sabía que la escritura le daba alas.

Pero a veces la vida te pone barreras en el camino, te pone a prueba a ver si eres capaz de saltar y a qué altura.

Primero, Pablo, su padre, perdió el trabajo que siempre había tenido y que les permitía vivir de una forma cómoda. No con excesos, pero tampoco con defectos.

Luego, Roxana comenzó a trabajar fuera de casa para ayudar con la hipoteca de aquella pequeña casa en las afueras. Pablo encontró un nuevo trabajo como camarero. Pero no era igual. Muchas más horas y mucho menos dinero a final de mes.

Desde que todo se complicó, el muchacho había ido advirtiendo el cambio en sus padres. Fingía que no era así. Fingía incluso que los dulces ya no le apetecían, para no crear entre otras cosas un gasto extra. Fingía que a él no le gustaba el mismo tipo de ropa que a los demás niños. Y por fingir, fingía incluso…

- ¿Qué te han dado hijo? – le preguntó su madre con una sonrisa hermosa, pero con truco.
- Un sobresaliente en mates.
- ¡Enhorabuena! – se alegró su madre.
-  Estoy orgulloso de ti – le dijo su padre.

Antonio sonrió, con la misma sonrisa con truco que su madre había inventado antes. Subió la escalera que llevaba al dormitorio, tenía muchas tareas que hacer antes de la cena y quería visitar al anciano Saúl, les dijo a ambos.

Pablo y Roxana siguieron sumando y restando. Él sintió que el mundo se derrumbaba a sus pies mientras sacaba de su bolsillo la nota de su tutor dándole una beca para el Campamento de verano de escritores. Una beca que había que acompañar del pago de una matrícula al fin y al cabo.

Enrolló el papel, se secó las lágrimas que querían salir rebeldes… y a punto estuvo de tirar aquél papel a la papelera, cuando comprendió que su madre podía verlo. Lo volvió a esconder en el bolsillo del pantalón, con rabia, con dolor y con una sensación de ahogo que no comprendía.

Tomó su vieja libreta que ya casi estaba terminada y sus lápices. Visitaría al señor Saúl y le leería aquellos libros tan antiguos que alguien había escrito en su día, y que él, jamás llegaría a poder hacer.  


20 comentarios:

  1. Me gustan estos relatos en los que me haces retroceder a la niñez, mi querida Margarita, son maravillosos.

    Un placer leerte, y disfrutar de tus letras.

    Besos enormes y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias María! No sabes lo que me alegra que te haga retroceder a la niñez. Conforme vaya avanzando, creo que te introducirá aun más, o eso espero. Un beso preciosa :D

      Eliminar
  2. Me recuerda al realismo mágico un genero que me encanta. Buen finde Margarita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias Ainhoa! He tenido un fin de semana intenso y no he podido contestar antes a los comentarios. Espero que el tuyo también haya sido un buen finde. ¡Buena semana y besos! :D

      Eliminar
  3. Tengo muchas ganas de seguir leyendo.. pero sé cómo terminará la historia 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, porque tú me conoces bien. Muchos besos preciosa :D

      Eliminar
  4. Espero que consiga su sueño un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Susana, yo también, aunque creo que va a haber por ahí algún que otro enigma. ¡¡Besos!! :D

      Eliminar
  5. Holaaa
    Madre mía que horrible es cuando la economía nos corta las alas... pero por desgracia a veces pasa, estoy deseando seguir leyendo y espero que al final el chico consiga su sueño
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola preciosa! Pues yo también, aunque creo que va a tener un camino algo tortuoso, ja ja. Muchos besos cariño :D

      Eliminar
  6. Excelente relato de una situación cotidiana que prima el natural comportamiento de ese joven... ¡Excelente madurez ya!

    Fuerte abrazo Margarita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias Ernesto! Lo cierto es que es un joven muy maduro, que además tiene un camino que recorrer algo extraño... pero ya te contaré, ya te contaré...
      ¡Muchos besos! :D

      Eliminar
  7. Espero impaciente los siguientes capítulos Margarita, me encantan tus relatos. Feliz domingo.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias Conchi! Y a mi me encanta viajar contigo. Muchos besos preciosa :D

      Eliminar
  8. Hola guapa!!
    desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío https://todoeldiadecompras.blogspot.com.es/
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María! ¡Bienvenida a mi mundo! Ya he visitado el tuyo y también te sigo desde hoy. Muchos besos :D

      Eliminar
    2. Sos mágica. Tus relatos tienen la magia de lo cotidiano
      de lo claro
      de lo lindo
      de lo bueno
      Eres única
      muchacha de los ojos bellos

      Eliminar
    3. ¡Muchisimas gracia Mucha! Muaaakkk. Besos, besos, besos :D

      Eliminar
  9. Me ha gustado muchísimo!
    Llegas a emocionar con tan poco!
    Al leerte he recordado una frase de Azorin: "Lo bueno si breve, dos veces bueno", pero me he quedado con ganas de saber más.

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante Margarita, es muy bueno esto de leer varios capítulos juntos.

    mariarosa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...