viernes, 29 de enero de 2016

Casa tomada

El sol me despierta con sus cálidos rayos, me acaricia con deleite, y me hace sentir que… a pesar de todo, sigo viva. Me siento en la cama y poco a poco, despacito, voy tragando la bola que tengo en mi garganta.

Hasta esta mañana, mi vida era perfecta. Solas mamá, abuela y yo. Papá se marchó, bueno se lo llevaron, el señor Dios. ¿Qué puede hacer una niña pequeña contra un Dios? Cuatro añitos lleva ya papá convertido en ángel.

A pesar de que papá voló lejos de casa, mamá y abuela Angustias han seguido con sus “cosas”. Abuela duerme conmigo, pues nuestra casita es muy pequeñita, es algo así como el dormitorio de mi amiga Irene, cuyo papá es un pez gordo, según mi abuela. Yo no entiendo eso, pues entonces, mi amiga sería un pez y no una persona. ¿No es cierto? 

En fin, la verdad es que sólo tenemos un pasillito que recorre la casa desde la puerta de entrada hasta el patio que hay al final. El dormitorio de abuelita y mío, una cocina que brilla como el sol, con una mesa muy bonita de madera, un baño y el dormitorio de mi mamá, con su gran cama adornada con la colcha de colores más bonita del mundo. Tenía tortitas con chocolate, gachas de la abuela y los maravillosos cuentos de mamá cada noche, sin falta, hasta que el monstruo llegó.

El señor Anselmo López llegó un día a nuestras vidas, o mejor dicho, a la de mamá. Con su traje impecable y su bigote siempre perfecto. Abuela empezó a decir algo sobre que mamá tenía que “rehacer su vida”. ¿Re-hacer” ¡Pero sí ya está hecha! No entiendo nada. Ella siempre me dijo que yo era su vida. ¿Quiere hacerme de nuevo? Abuela dice que no debe estar sola. ¡Pero si no lo está! ¿Qué les pasa a los mayores? Y el señor Anselmo, con sus regalos, y visitas. Él juega sucio, porque hace reír a mamá, que ahora se pone bonitos vestidos y va a la peluquería de la señora Gómez. Cenan juntos…, y un día, mamá olvidó mi cuento.

Hoy se casan, y después, querrá ser mi papá. Pero él no es mi papá. Mi papito es un ángel. Pero el monstruo querrá quedarse con mi mamá, con mi abuela que será su mamá, y después, verá que yo le miro raro y me borrará.

Pero a pesar de todo, hoy es el día. Con penita, consigo levantarme, me pongo este bonito vestido color rosa suave como el algodón de azúcar, dejo que abuela me ponga un gran lazo en el pelo y me mire con carita de pena.

Escucho mucho ruido. Hay mucha gente en casa. ¿Dónde está mamá? Sólo veo flores por todas partes. Y gente, mucha gente que me mira, me sonríen, me achuchan, me besuquean, babean y pellizcan. Otras, me miran raro, como si yo fuese una de ésas telarañas que abuela sacude y agita irritada.

Y entonces, mi madre aparece, como una princesa de cuento, con su hermoso vestido de encaje azul. Sonríe, sonríe tanto, que sus ojos brillan más que el sol que acaricia la ventana de mi dormitorio cada mañana. Y yo quiero llorar. Mi mamá me mira y se acerca flotando. Me envuelve con sus brazos y con su perfume de jazmín. Deposita en mi cara un beso de terciopelo y me mira como si yo fuese fresas con nata.

- Te quiero Anabel. Más que a nadie, más que a nada.


El sol brilla de nuevo. El señor Anselmo me sonríe desde la puerta. No, mi casa no ha sido tomada, solo prestada.

22 comentarios:

  1. Un relato precioso y muy bien escrito, me ha gustado mucho.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias Ana María. Un beso muy fuerte y gracias por visitar mi pequeño rinconcito :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias Abbie! Un beso muy fuerte:)

    ResponderEliminar
  4. Precioso vecina, realmente precioso. Hoy en dia ni siquiera podemos nombrar la palabra "tomar la casa prestada", que la cosa está mú malita. Fuera de broma una historia maravillosa. Visita este blog que te pongoo, seguro te gustará , siempre introduce las recetas con un texto.

    http://www.cocinaconvistas.es/

    Un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón, ¡me ha encantado el blog que me has recomendado! ¡Si es que me haces muy buenas recomendaciones, ja ja! Un beso cariño. :)

      Eliminar
  5. Que bonito me encanta leer relatos en blogs, descubres cosas preciosas como el que nos has compartido, un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Muchisimas gracias y bienvenida a mi rinconcito! Un beso muy fuerte :)

    ResponderEliminar
  7. nice parece una novelita, me quede con saber mas , lindo y muy bien narrado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fabiola. Me alegro mucho que te haya gustado. Un beso :)

      Eliminar
  8. me has puesto los pelos de punta y las lagrimas alborotadas, precioso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Pilar.Me alegro muchisimo que te haya erizado la piel, y espero que esas lagrimas hayan sido de emoción. Es una historia muy sencilla, pero me ha gustado escribirla porque los niños son fascinantes. Un beso :)

      Eliminar
  9. Bastante emotivo, este tipo de narrativas sensibilizan y nos humanizan mas, me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias William. Me alegro muchísimo. :)

      Eliminar
  10. Que bien escribes! Gracias por compartir este relato. La verdad es que es un gusto leerte
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Soraya. El gusto es mío por poder compartirlo. Besos :)

      Eliminar
  11. Hermoso relato, contado desde la perspectiva de una niña que aún no comprende el mundo, he imaginado a cada uno de los personajes, incluso el hermoso vestido azul de la novia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Rebeca, hermoso lo que tú me dices. Muchos besos :)

      Eliminar
  12. Muy bonito Margarita, has plasmado la historia que me contaba alguien ayer. Lo compartire con ella sin duda.
    Gracias mil Margarita! muuacks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sonatina. Un beso enorme cariño. Compartela sin dudarlo. :)

      Eliminar
  13. Y me iba yo a perder, qué sencillo y que bonito, supongo que lo profundo no necesita ningún añadido. Un abrazo :D

    ResponderEliminar
  14. Un abrazo muy fuerte Cristina, me alegro que te haya gustado. Un beso muy fuerte cariño :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...